Basta ya, con el rechazo y la falta de educación, sensibilidad o lo que sea. Hoy en día, es habitual que en los procesos de selección no te contesten y que el filtro de la edad, injustamente, discrimine, fundamentalmente, a las personas con más de cincuenta años, lo que llamo ”la generación 50 plus”. Pero… ¿Hacia dónde vais empresas?. ¿De qué modo estáis actuando los Consejos de administración respecto a vuestras verdaderas necesidades de ejecutivos y vuestras políticas de contratación?. ¿Y vosotros – Directores de Recursos Humanos, Head Hunters y reclutadores-?. Estáis dejando escapar a los verdaderos mirlos blancos y este fenómeno tan actual me irrita  muchísimo, la verdad…

Ya basta de tanta estupidez con el trinomio  tecnología,  empresas y edad. Una cosa es el desarrollo tecnológico y ser una empresa cuyo “core” es ese, la tecnología,  y otra, muy distinta, es estar en éste mundo y aprovechar sus avances para, en definitiva, hacer crecer nuestras empresas. Todos diferenciamos, por ejemplo en el campo de la salud, la labor de un científico y la de un médico, ¿verdad?. El científico investiga, hace ciencia, pruebas clínicas y desarrolla productos, técnicas etc. mientras que el l médico las aplica  y cura. Es curioso, pero hoy se tiene el foco empresarial en las  tendencias tecnológicas (normalmente provenientes de EEUU), de las que se extraen conclusiones sobre las prácticas empresariales en sectores innovadores (creadores de tecnología aplicada), en los que se crean y demandan profesiones y carreras  que no existían,  y se habla de excelencia empresarial asociándola principalmente a la tecnología , al margen del sector y la verdadera propuesta de valor.

Además, ¡cómo no!, también se termina asociando tecnología con juventud (con millennials, generación Z, etc.), que está bien pero está equivocado. Hoy, en los procesos de selección de directivos, se solicitan infinidad de conocimientos técnicos poco relevantes, mucha formación tecnológica específica  e idiomas innecesarios para puestos de trabajo con los que hacer criba a la edad y dejar el talento, la educación con mayúsculas y los valores en un segundo plano.  Y, de nuevo, ¡ cómo no!…tener una plantilla joven …¡habla genial de nosotros!, y  sí  los Directores de RRHH  son de “los carcas y anticuados” o inexpertos, queda “guay” demostrar la gran apuesta que se hace por la juventud, que suele ser más barata y les hace peligrar menos su propio puesto.

Y…cágate loríto… hoy en día, las empresas, sean del sector que sean, transmiten o dejan traslucir que su gran ventaja estratégica está basada en su diferencial tecnológico, como sí esto fuera el punto fundamental o la realidad sobre su verdadera diferenciación competitiva y la base de su crecimiento… Y se lo terminan creyendo porque queda bien;  te posiciona como empresa visionaria, profesional, moderna, chic y atrayente con un futuro prometedor por delante y, eso sí, muy muy humanizada aunque luego, la verdad, el verdadero foco se  ponga en otras cosas, en otras actividades clave que les lleve a cumplir su misión y que se fundamenta, principalmente, en las personas , sus habilidades y capacidad para conectar, ayudar y resolver necesidades a otros seres humanos o a otras empresas (que al fin y al cabo, también están formadas por más de lo mismo…¡personas!).

Existe una generación que lleva recibiendo “hostias” desde siempre y hoy en día las recibe como panes. Es una generación bisagra, lo que llamo “la generación 50 plus”. Somos aquellos que las bofetadas nos las llevábamos de nuestros padres y ahora de nuestros hijos y de la sociedad. Somos los que mas hemos luchado, y lucharemos, por la igualdad entre todas las personas, independientemente de géneros, ideología, nacionalidad, edad… En España somos incómodos hasta para los políticos fundamentalmente por el tema de  la seguridad social y las pensiones. A nadie se le escapa que los  hijos del “baby boom” de los sesenta son muchos a los que embarcar en unos añitos, a la jubilación. Así, cuanto más pequeña nos dejen la pensión mejor. Y para ello cuanto menos se cotice en los últimos años, pues también mejor, menor será la pensión a pagar. Y claro.. desde la política, incentivos de contratación y ayudas para todos menos para lo de ésta jodida generación.

El mundo debe escuchar y saber que no puede prescindir de los directivos de la generación 50 plus. Estamos súper bien preparados. Nos ha preocupado y preocupa el futuro del mundo. Somos curiosos, somos y nos sentimos jóvenes Nos hemos ocupado de ayudar a preparar a nuestros hijos y a la vez prepararnos ( síii, los millennials,… etc). Nos caracteriza nuestra capacidad de adaptación  y el compromiso con el cambio hacia un mundo nuevo, mejor. Estamos ávidos de conocimientos. Hacemos deporte, el amor y además estamos muy en forma, somos sensibles, vitales y tenemos grandes valores. Tenemos ilusión por vivir (y más con el continuo aumento de la expectativa de vida) … y muchos de nosotros, enormes ganas e ilusión por trabajar y ser verdaderamente  útiles. Somos parte del modo de hacer y de pensar…del avance tecnológico y estamos comprometidos con  los valores más profundos y QUEREMOS SEGUIR SIÉNDOLO.

Empresas y sociedad : ¡Cuenten con nosotros , por favor!!.. Investiguen…¡ahí están los verdaderos “mirlos blancos”!!.