“Sí no sabemos dónde estamos, difícilmente sabremos hacia dónde ir”.

En mi caso, como Consultor y CEO experimentado, he ido mejorando mi método y sigue entusiasmándome embarcarme en proyectos empresariales ambiciosos o que pasan por dificultades coyunturales a los que ayudar a salir adelante y transformar. Describo muy brevemente lo que hago en el primer paso y el resto lo subiré en próximas publicaciones.

En este primer paso NO es relevante el mejor o peor momento por el que atraviesa la empresa. Debo decir “sin pelos en la lengua” que también hay proyectos, escasos, pero los hay, en fase terminal, sin solución, a los que después de cerrada ésta fase, y si la ocasión lo requiere, hay que ayudar a su cierre con diligencia cuanto antes.

Estar profesionalmente preparado y ser coherente con la cultura y los valores universales que, por encima de todo, respeten al ser humano y lo pongan en el centro de las soluciones, es esencial para alcanzar el éxito en la dirección del cambio hacia el crecimiento de las empresas.Ref. Mi artículo. Zarpamos? destino transformación

Primer paso: Diagnóstico. Tomar consciencia.

Durante un mes aproximadamente, mantengo intensas conversaciones con la Dirección y con las personas claves del equipo Directivo y de la empresa. Son reuniones individuales y en las que se debe garantizar absoluta confidencialidad personal (La reunión principal debe ser presencial, visitando las instalaciones y sus departamentos con detenimiento. Otras podrán hacerse por teléfono o videoconferencia).

A priori debemos estudiar algunos datos fundamentales (de los que disponga la empresa) en materia de estrategia, Planes de gestión y ventas, finanzas, producción, servicios, I+d+i, RRHH, calidad…y en las entrevistas contrastaremos y optimizaremos los mismos si es necesario. Además escucharemos, pediremos opinión y propuestas con “soluciones realistas clave” que discutiremos a nivel individual durante ésta fase.

Las entrevistas individuales nos ayudarán también a conocer mejor a las personas, así como su grado de motivación, su implicación, su alineamiento y su relación con los demás.

Analizaremos como está estructurado el sector y qué posición tiene la Compañía en él. Hacia dónde apunta su evolución a medio plazo. Cuáles son los puntos débiles actuales y a futuro. Quedará contrastada como es la organización actual y sus áreas clave desde el punto de vista estratégico. Realizaremos una evaluación de cada departamento, su coordinación y su integración.

Todos los resultados los contrastamos entre sí obteniendo los puntos de coincidencia y desavenencia respecto a la realidad actual y a las soluciones de salida.

Propongamos a los accionistas y al equipo directivo, para avanzar a partir de las conclusiones y recomendaciones del diagnostico, un método con herramientas eficientes (hablaré de ellas) para, a partir de este momento, comenzar a crear y a trabajar en equipo el resto de pasos.

Ya estaremos preparados para los pasos dos y tres que siempre deberán abordarse simultáneamente para incidir en el management (incluida la estrategia) y en las personas.